Acoplamiento de Marea

¡Ah! Estoy de vacaciones, pero no me olvido del todo de este espacio al que tanto aprecio tengo. Ahí va un aperitivo, esta vez una animación que se justifica porque ejemplifica mejor el concepto del acoplamiento de marea. Si queréis saber porque ocurre esta sincronización de la rotación y la traslación de un cuerpo acoplado es mejor que os remita a la explicación que da Ciencia de Sofá, que es un bestia para estas cosas y lo cuenta muy bien.

¡Feliz verano! (y si eres del hemisferio sur, feliz invierno) 😉

Estados de la materia…en las estrellas

Para ver la imagen más grande pincha aquí.
Generalmente suelo incluir una breve entrada para acompañar a las imágenes que hago. Sin embargo, ésta vez creo que no hace falta. Espero que os guste y feliz semana. 🙂

Una relación explosiva

mola saber, antimateria

Casi seguro que te suena. El contacto entre materia y antimateria causa su aniquilación mutua; y todo el sistema se transforma en energía, dando lugar a fotones, que producen rayos gamma, y otros pares partícula-antipartícula.

Es posible que hayas tenido una relación así, sin mucho futuro, pero voy a dejaros una curiosidad. Si hablamos de un electrón y su antipartícula, el positrón, puede ocurrir que ambos formen un sistema cuasiestable de unos aproximadamente 100 nanosegundos de vida, orbitando alrededor de un centro de masa común, sin tocarse. Algo así como un átomo de hidrógeno pero cambiando el protón, por un positrón. Llamamos a esta relación positronio. La más interesante es que, a pesar de su corta duración, este sistema cuántico que no podemos llamar átomo, puede formar compuestos moleculares, enlazándose químicamente con otros elementos; por ejemplo, con el hidrógeno.

No dura mucho pero a veces, aunque esté condenado a ser fugaz, no quiere decir que no valga la pena descubrirlo.

Mola Saber algo sobre antimatería, yo creo que sí.

Si LUCA levantara cabeza

Cuando pienso en LUCA, el antepasado común a todos los seres vivos, me sonrío diciéndome que ese pequeño bichito, es nuestro supermegatatarabuelo, por llamarlo de alguna manera. Bueno, el nuestro y el de un brécol, un hongo y cualquier cosa que haya estado viva. En realidad es un pensamiento poderoso porque, este hecho nos hermana a todos bajo una misma familia. Estamos emparentados, tenemos un origen común. 

Continúa leyendo Si LUCA levantara cabeza

Júpiter tiene más compañeras

Jupiter y 2 lunas

Júpiter tiene dos «nuevas» compañeras. Son dos pequeñísimas lunas, recientemente descubiertas que se unen al enjambre de satélites naturales que orbitan alrededor del gigante gaseoso. Ya suman 69.

Denominadas S/2016 J1 y S/2017 J1, fueron identificadas por los astrónomos Scott Sheppard, David Tholen y Chadwick Trujillo que analizaron imágenes cuyo propósito era, en realidad,  estudiar objetos mucho más lejanos en el cinturón de Kuiper. Su trabajo ha sido publicado en la revista Scientific American.

Ambos satélites miden solo un par de kilómetros y se encuentran a una distancia de entre 21 y 24 millones de kilómetros de su anfitrión.

Dentro de un tiempo, las dos lunas recibirán un nombre más imaginativo. Por convención, los satélites del sistema joviano son bautizados con nombres de amantes o hijos del dios romano Júpiter.

 

 

 

 

Un programa espacial ¿Para qué?

Dinosaurio meteoro

Cuando alguien me pregunta por qué no se invierten los recursos dedicados a la exploración espacial en arreglar algún problema de nuestro planeta, se me despierta una especie de instinto homicida.  Dejando de lado la cantidad de ciencia que se pone en práctica; los conocimientos que se adquieren —sobre nosotros y nuestro lugar en el cosmos—; obviando los inventos y técnicas que surgieron, y que ahora se integran en nuestra vida (como por ejemplo, la comida para bebés, el marcapasos, técnicas de depuración de agua, satélites de comunicaciones, el GPS, y mucho más); ignorando el hecho de que el porcentaje de dinero usado es irrisorio en relación a otros presupuestos de estado de dudosa utilidad; e incluso pasando por alto que se mueven más millones, digamos en el fútbol, que sirve para el entretenimiento pero no arregla problemas en absoluto…

Además de todo eso, cabe recordar que no somos invulnerables, que hay peligros que podría venir fuera de nuestro planeta y que sin un programa espacial, ni si quiera sabríamos que están ahí. Y no me refiero a asteroides destructores de civilizaciones, que aunque sea improbable también. No tienen que ser tan grandes; basta con que midan unos cuantos metros y arrasen una ciudad, matando a cientos de miles de personas. Hay muchas razones por las que desarrollar la exploración espacial: a corto plazo, expandir nuestros conocimientos y tener una posibilidad de salvar nuestro culo de un desastre natural. A largo plazo, convertirnos en una especie multiplanetaria y esquivar la extinción. Y si nada de lo que te he dicho te convence, todavía queda una razón existencial, saber si estamos solos o no, responder a las grandes incógnitas, pero sobre todo encontrar nuevas preguntas aún más importantes que ni si quiera nos hemos formulado.

Y ¡qué diablos!, porque mola un montón.

Materia «ordinaria»

Hace no mucho me preguntaron que representaban algunos de los dibujos de la cabecera de este blog. Pues bien, espero que la imagen de hoy sea más esclarecedora. Llamamos «ordinaria» a la materia que nos conforma a nosotros y al mundo que nos rodea. Solo se necesitan tres partículas elementales —las más ligeras que hay—, dos tipos de quarks para dar lugar a protones y neutrones y, por otro lado, el electrón. Juntas interactúan para formar átomos, éstos moléculas y éstas, a su vez, todas las sustancias que podamos imaginar y más. Lo cierto es que no deberíamos llamarla ordinaria teniendo en cuenta que, a día de hoy, sabemos que solo representa un 5% de toda la energía del universo.

Si os fijáis bien, el resultado de la suma de las cargas de los quarks da como resultado una carga total, tanto para el protón como para el neutrón. La pregunta es: ¿No deberían repelerse algunos de estos quarks con cargas iguales? y además, ¿cómo pueden mantenerse unidos los protones y neutrones entre sí? El responsable es otra partícula, sin masa, llamada gluón que es la portadora de la fuerza nuclear fuerte que contrarresta la fuerza electromagnética.

Mola saber un poco sobre partículas elementales.

Planetas errantes

La palabra planeta proviene del latín que a su vez procede del griego antiguo πλανήτης y significa errante. Este nombre tiene sentido si consideramos que en la antigüedad se conocían cinco de estos errantes —Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno—, puntitos luminosos a simple vista que, comparados con el resto de estrellas del firmamento, se movían de manera extraña en el cielo. Como algunos sabrán o habrán adivinado, el término planeta errante es chistosamente repetitivo. De todas formas tenemos alternativas para elegir: vagabundo, huérfano, solitario (y dado lo difícil que son de detectar los llamaría ninjas). Creemos que el universo está plagado de ellos pero apenas tenemos observaciones que confirmen este hecho. Son objetos de masa planetaria que no están ligados a ninguna estrella concreta y van a su bola por el espacio interestelar.

Continúa leyendo Planetas errantes

¡Feliz año y feliz perihelio!

Resulta que la región del espacio elegida para el comienzo del año es de lo más arbitraria, al menos desde un punto de vista astronómico. Y es curioso, porque en unos días sí tendremos una excusa cósmica que podríamos celebrar: este miércoles 4 de enero nuestro planeta atravesará su punto más cercano al sol, el llamado perihelio. La gente tiende a pensar que en invierno la Tierra está más alejada del sol, una suposición que tiene lógica: mientras más lejos de la fuente de calor, más frío. Pero en realidad, como muchos sabéis, las estaciones tienen que ver con la inclinación del eje de la Tierra y no con la distancia a la que estamos de nuestro astro rey. Después de todo ahora mismo en el hemisferio sur es verano.

Así que ya sabéis, tanto si celebráis esta noche como si preferís el 4 de enero porque sois unos frikis como yo, ¡feliz año y feliz perihelio!

Radio Skylab, capítulo 10: horizonte.

A lo mejor no lo sabes pero, además de hacer dibujos, también tengo el privilegio de ser integrante de Radio Skylab, un podcast sobre el espacio, la ciencia y otras curiosidades. Estoy gratamente sorprendido por la buena acogida que hemos tenido a lo largo de los meses por parte del público (infinitos agradecimientos a todos) y esta semana, por fin, hemos vuelto con el programa nº10.

La razón de nuestro parón es, en realidad, motivo de alegría, ya que uno de nuestros integrantes ha sido padre. El caso es que, finalmente nos hemos reunido de nuevo Víctor Manchado (Pirulo Cósmico), Daniel Marín (Eureka), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor hemos decidido, en la primera parte de este programa, homenajear al recién fallecido y legendario astronauta John Glenn, que ha dejado la Tierra definitivamente.

La segunda mitad no pinta menos interesante porque la hemos reservado para debatir sobre el origen de la vida, y tratar de responder una serie de preguntas fundamentales ¿qué es la vida? ¿dónde surgió? o ¿cómo podríamos encontrar otra vida?

Además, no te pierdas la sección de retroalimentación con los comentarios de los oyentes y la sección de recomendaciones. Venga, anímate y ¡acompáñanos!

Carbohidratos y caries

Es una realidad sencilla pero no obvia; entre sus múltiples beneficios, una buena alimentación repercute en la salud de tus dientes. El problema radica en saber qué es una dieta saludable y, dada todas las contradicciones nutricionales que podemos encontrar por ahí, qué diantres debemos comer para minimizar la posibilidad de sufrir una caries.

Ahí va un pequeño consejo: elige bien los carbohidratos que te llevas la boca. No me refiero sólo a caramelos y chuches o sacarosa en general, si no a otros tipos: panes, harinas refinadas, cereales y pastas. Con esto no quiero decir que dejes de tomarlos pero, en serio, trata de minimizar su ingesta.

¿Por qué?

Bueno, además del impacto hormonal que tienen estos alimentos en nuestro cuerpo (un tema que daría para varias entradas largas), también suponen un verdadero festín para las bacterias de nuestra boca. Y es que los carbohidratos que comemos empiezan a descomponerse en azúcares sencillos desde el primer mordisco gracias a una enzima, la Amilasa. Como consecuencia, dichas bacterias también se alimentan de estos azúcares, se reproducen en mayor número y liberan ácido que corroe el esmalte de los dientes. Y así empiezan las caries.

Podríamos decir que si reducimos éstos carbohidratos, mermamos la frenética actividad destructiva de las bacterias y aumentamos nuestras posibilidades de mantener el esmalte sin perforaciones.

Otras recomendaciones, dado lo que acabo de explicar, es no beber líquidos excesivamente ácidos. No importa si viene de bacterias o de una fuente externa, en general el ph ácido no sienta bien al esmalte. Si sumamos dos y dos, las bebidas carbonatadas son el demonio.

Yo que tú me lo pensaría bien antes de beber ese refresco que tanto te gusta y ten cuidado con los cítricos, que de nada hay que abusar.

Y por último lo ya conocido; hay que cepillarse los dientes después de cada comida, pero ten en cuenta que mientras más comidas hagas, más cepillados, una acción que es en sí misma abrasiva. Come tres veces al día, que es más que suficiente para mantenerse bien nutrido, y no cinco o seis como se ha puesto de moda.

Ah sí, y visita tu dentista al menos una vez al año. Es más barato prevenir que arreglar.

Si la WiFi protestara

Estoy decidido a recuperar el ritmo de publicación y una de las claves para ello es hacer lo que me apetece. Como dicen en mi tierra: al golpito.

Siempre que escucho a alguien manifestar su preocupación por la cantidad de ondas «peligrosas» que nos rodean, me sonrío pensando que la luz del sol, o la emisión de cualquier bombilla, es radiación mucho más energética que las radiofrecuencias. No pasa nada, no hay que correr a refugiarse en cuevas y vivir en la oscuridad, la radiación no ionizante está muy lejos de resultar dañina.

Supongo que dentro de 100 años nadie hablará del riesgo que supone la WiFi o las antenas de telefonía. Me imagino también que otro invento novedoso ocupará ese dudoso honor.

Toda la física conocida de un vistazo

Este mapa de Dominic Walliman me ha parecido tan genial que lo he traducido para que llegue mejor al público hispanohablante. He intentado ser lo más respetuoso que he podido con el diseño original.

Para verlo más grande pincha aquí.

Cómo puede verse, entre sus muchos aciertos, ha dividido la física conocida en tres grandes áreas bien diferenciadas: física clásica, física cuántica y relatividad. Si te interesa bucear un poco más en la magnitud que supone esta imagen, te recomiendo que visites el vídeo que el autor ha subido a su canal y donde explica por qué este mapa de la física es como es.

Si el inglés no es tu fuerte, no te preocupes, en esta ocasión la traducción automática de los subtítulos en inglés es pasable…más o menos.

Me encanta que la gente haga cosas así. Nos vemos pronto.