Planetas errantes

Chiste sobre planeta errante

La palabra planeta proviene del latín que a su vez procede del griego antiguo πλανήτης y significa errante. Este nombre tiene sentido si consideramos que en la antigüedad se conocían cinco de estos errantes —Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno—, puntitos luminosos a simple vista que, comparados con el resto de estrellas del firmamento, se movían de manera extraña en el cielo. Como algunos sabrán o habrán adivinado, el término planeta errante es chistosamente repetitivo. De todas formas tenemos alternativas para elegir: vagabundo, huérfano, solitario (y dado lo difícil que son de detectar los llamaría ninjas). Creemos que el universo está plagado de ellos pero apenas tenemos observaciones que confirmen este hecho. Son objetos de masa planetaria que no están ligados a ninguna estrella concreta y van a su bola por el espacio interestelar.

Hay dos teorías para explicar su existencia y ambas podrían ser válidas. Probablemente sean cuerpos planetarios que por desequilibrios gravitatorios fueron expulsados de sus sistemas estelares y acabaron vagando en el inmenso océano sideral. De hecho, en los inicios del sistema solar, algunos modelos computacionales sugieren que hubo uno o dos gigantes helados, parecidos a Urano o Neptuno, cuyas órbitas escaparon del sol y que vete a saber dónde se encuentran ahora. Esto claro, solo es una hipótesis pero no deja de ser una idea curiosa; mundos fríos y oscuros que no vemos porque no hay estrella que los ilumine.

La otra posibilidad es que sean estrellas fallidas, formados en nubes de gas que nunca llegaron a adquirir el tamaño y masa suficiente como para iniciar las reacciones de fusión en su interior y, por tanto, brillar con luz propia. De esta opción tenemos algún que otro candidato, de los cuales yo destacaría el llamado PSO J318.5338-22.8603, confirmado el año pasado por astrónomos de la Universidad de Bucknell y que posee 8 veces la masa de Júpiter.

Incluso hay quien afirma que el supuesto planeta nueve, en caso de existir, podría ser un planeta errante que pasaba por aquí y que fue capturado por nuestra estrella, aunque yo prefiero decir que fue adoptado. Espero que con los telescopios de nueva generación que están por llegar podamos encontrar más pruebas de estos esquivos objetos y ya que estamos de localizar de verdad al planeta nueve.

Mola saber un poco sobre planetas ninjas 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s