Materia «ordinaria»

Hace no mucho me preguntaron que representaban algunos de los dibujos de la cabecera de este blog. Pues bien, espero que la imagen de hoy sea más esclarecedora. Llamamos «ordinaria» a la materia que nos conforma a nosotros y al mundo que nos rodea. Solo se necesitan tres partículas elementales —las más ligeras que hay—, dos tipos de quarks para dar lugar a protones y neutrones y, por otro lado, el electrón. Juntas interactúan para formar átomos, éstos moléculas y éstas, a su vez, todas las sustancias que podamos imaginar y más. Lo cierto es que no deberíamos llamarla ordinaria teniendo en cuenta que, a día de hoy, sabemos que solo representa un 5% de toda la energía del universo.

Si os fijáis bien, el resultado de la suma de las cargas de los quarks da como resultado una carga total, tanto para el protón como para el neutrón. La pregunta es: ¿No deberían repelerse algunos de estos quarks con cargas iguales? y además, ¿cómo pueden mantenerse unidos los protones y neutrones entre sí? El responsable es otra partícula, sin masa, llamada gluón que es la portadora de la fuerza nuclear fuerte que contrarresta la fuerza electromagnética.

Mola saber un poco sobre partículas elementales.

Anuncios

Si la WiFi protestara

Estoy decidido a recuperar el ritmo de publicación y una de las claves para ello es hacer lo que me apetece. Como dicen en mi tierra: al golpito.

Siempre que escucho a alguien manifestar su preocupación por la cantidad de ondas «peligrosas» que nos rodean, me sonrío pensando que la luz del sol, o la emisión de cualquier bombilla, es radiación mucho más energética que las radiofrecuencias. No pasa nada, no hay que correr a refugiarse en cuevas y vivir en la oscuridad, la radiación no ionizante está muy lejos de resultar dañina.

Supongo que dentro de 100 años nadie hablará del riesgo que supone la WiFi o las antenas de telefonía. Me imagino también que otro invento novedoso ocupará ese dudoso honor.

Toda la física conocida de un vistazo

Este mapa de Dominic Walliman me ha parecido tan genial que lo he traducido para que llegue mejor al público hispanohablante. He intentado ser lo más respetuoso que he podido con el diseño original.

Para verlo más grande pincha aquí.

Cómo puede verse, entre sus muchos aciertos, ha dividido la física conocida en tres grandes áreas bien diferenciadas: física clásica, física cuántica y relatividad. Si te interesa bucear un poco más en la magnitud que supone esta imagen, te recomiendo que visites el vídeo que el autor ha subido a su canal y donde explica por qué este mapa de la física es como es.

Si el inglés no es tu fuerte, no te preocupes, en esta ocasión la traducción automática de los subtítulos en inglés es pasable…más o menos.

Me encanta que la gente haga cosas así. Nos vemos pronto.

Partículas fundamentales del Modelo estándar

Pincha aquí para ver más grande.

No me andaré con rodeos; he estado a punto de abandonar este blog. Dejando de lado las razones, al final resulta que Mola Saber me aporta una satisfacción que no quiero dejar atrás a pesar de mis inquietudes. Y cómo estoy de vuelta de mis «vacaciones» he querido empezar por algo digamos… fundamental.

Antes de seguir quería hacer una mención especial de Enrique Fernández Borja, autor de Cuentos Cuánticos y sin cuya labor divulgativa no me habría atrevido a tontear con la física. Además ha tenido la amabilidad de echar un vistazo a la ilustración antes de su publicación, algo que también le agradezco.

Pero bueno, vamos a empezar.

Continúa leyendo Partículas fundamentales del Modelo estándar

¿Por qué el espectro visible no es más amplio?

Muchos sabéis que las viñetas de Mola Saber bromean sobre ciencia pero también son una excusa para hablar de ella. Pretendo robar una sonrisa al que sabe, pero al mismo tiempo ser didáctico para el que tiene curiosidad.

Con relación al espectro electromagnético, ¿te has parado a pensar alguna vez por qué el ojo humano ve en el rango de la luz visible?

Continúa leyendo ¿Por qué el espectro visible no es más amplio?

Las 4 interacciones fundamentales del universo

4interacciones

Le he puesto “caritas” a las cuatro interacciones fundamentales. Casi toda la historia de la física moderna se ha centrado en la unificación de estas “fuerzas” en una sola teoría que describa el universo. Pero la gravedad se nos resiste, no acaba de encajar con el modelo estándar de física de partículas que explica satisfactoriamente las otras tres interacciones. Quizá se deba a que, por muy anti-intuitivo que nos parezca, la interacción gravitatoria es la más débil; después de todo, necesitamos un planeta entero para andar pegados al suelo.

El responsable de esta atracción sería el gravitón, una partícula elemental hipotética que se ha predicho en los modelos de gravedad cuántica. Quién sabe, la física sigue avanzando y quizá en el futuro se imponga esta o alguna otra respuesta. Lo importante es que sigamos preguntando. Un saludo.

En busca de la materia oscura en el LHC

Vamos a entrar en materia XD.  Vale, ahora en serio, hoy toca hablar de materia oscura. Si la imagen de cabecera te ha hecho un mínimo de gracia, quizá sepas de qué va el asunto. Si no, no importa porque te lo voy a contar.

Continúa leyendo En busca de la materia oscura en el LHC

Dualidad onda-partícula

Esta viñeta se la dedico todos aquellos que divulgan física. Y si de paso nos reímos un rato, mejor.

Para quien no esté familiarizado con el concepto, las primeras frases de la entrada en wikipedia lo resumen bastante bien:

“La dualidad onda-corpúsculo, también llamada dualidad onda-partícula, postula que todas las partículas presentan propiedades de onda y partícula. Más específicamente:

  • Como partículas pueden presentar interacciones muy localizadas.
  • Como ondas exhiben el fenómeno de la interferencia.

De acuerdo con la física clásica existen diferencias entre onda y partícula. Una partícula ocupa un lugar en el espacio y tiene masa mientras que una onda se extiende en el espacio caracterizándose por tener una velocidad definida y masa nula.

Actualmente se considera que la dualidad onda-partícula es un “concepto de la mecánica cuántica según el cual no hay diferencias fundamentales entre partículas y ondas: las partículas pueden comportarse como ondas y viceversa”.