¿Por qué el espectro visible no es más amplio?

Muchos sabéis que las viñetas de Mola Saber bromean sobre ciencia pero también son una excusa para hablar de ella. Pretendo robar una sonrisa al que sabe, pero al mismo tiempo ser didáctico para el que tiene curiosidad.

Con relación al espectro electromagnético, ¿te has parado a pensar alguna vez por qué el ojo humano ve en el rango de la luz visible?

Electromagnetic_spectrum-es.svg

La primera respuesta que nos viene a la cabeza es la evidente. Resumiendo mucho, nuestros ojos contienen fotoreceptores, conos y bastones, que detectan la luz y la convierten en impulsos electroquímicos que después el cerebro interpreta. El ojo recibe la luz y el cerebro “ve”. Estos fotoreceptores registran longitudes de onda que van aproximadamente de 350 a 750 nanómetros, rango que define precisamente el espectro visible. Lógico ¿no? Como es lo que vemos, lo llamamos visible. Tiene sentido.

Muy bien, pero esto en realidad no responde a la pregunta inicial. ¿Por qué, por ejemplo, no vemos en infrarrojo o ultravioleta?

Para responder a esto vamos a señalar que el Homo sapiens es una especie esencialmente tricrómatica. Esto quiere decir que recibimos la información del color a través de tres canales independientes, los tres colores primarios que combinamos para ver el resto. En la mayoría de los mamíferos esto ni si quiera es así, pues muchos son dicromáticos y otros incluso monocromáticos, como por ejemplo los mapaches. O sea, que los humanos para ser mamíferos vemos bastante bien. Pero si nos comparamos con las aves damos pena, ya que estas pueden ser tetracromáticas o más. Esto significa que, además de su legendaria habilidad visual, muchas especies de ave son capaces de ver el ultravioleta; su espectro visible es mayor que el nuestro. De hecho, algunas aves exhiben a sus congéneres colores que somos incapaces de imaginar, ¡oh pobres primates tricromáticos!

La  cosa no acaba ahí; el campeón de los campeones en cuanto a visión se refiere es la Gamba Mantis. Este bichejo acuático puede mover sus ojos independientemente y tiene nada más y nada menos que doce canales de color. Esto les permite percibir, además del ultravioleta, la frecuencia infrarroja.

¿Esto significa que ven mejor que nosotros? Pues no exactamente, porque como dije antes, el ojo recibe y el cerebro interpreta. Y nuestro cerebro es bastante más potente que el de una gamba (bueno, a veces) Pero vamos, que poseemos una visión más compleja dentro de nuestra acotada experiencia visual.

No obstante, aún no he respondido a la pregunta ¿por qué la naturaleza no nos dotó de un rango más amplio? Pues porque la evolución no posee voluntad ni planea las cosas, no hay un diseño inteligente detrás de nuestros ojos. Se dice que los primeros mamíferos eran nocturnos y sus ojos, por aquel entonces, estaban adaptados a condiciones de poca luz. Nosotros, los descendientes de aquellos animales, tenemos un sistema ocular que es el resultado de la evolución en base a seres que no necesitaban el color para sobrevivir. Dadas las circunstancias, vemos excepcionalmente bien.

Pero aún falta una última pregunta ¿Por qué en todo el reino animal, no hay un solo ser que vea en rayos X o en microondas? Después de todo ya hemos comentado que el espectro visible puede ser más amplio en otras especies. Pero no mucho más, hay un límite (Superman no cuenta). Este lo marca la energía inherente a las distintas longitudes de onda. Si éstas poseen demasiada energía, destruyen o modifican las moléculas orgánicas (te guste o no tus ojos funcionan con componentes orgánicos) Por el contrario, si la energía es demasiado pequeña no se conseguirían efectos químicos, ni estimulación de ningún tipo. Simplemente no hay manera de percibirlas por medios biológicos, que sepamos, al menos en cuanto al sentido de la vista se refiere.

¿Mola saber sobre el espectro visible? Yo creo que sí. Un saludo.

Anuncios

9 comentarios en “¿Por qué el espectro visible no es más amplio?

  1. Interesante artículo, y muy didáctico. Había leído u oído en alguna parte que el hecho de que la atmósfera sea transpartente a la radiación visible hacía que los organismos más adaptados hayamos desarrollado mejor visión en ese rango del espectro electromagnético. No sé hasta qué punto es esta teoría evolutiva cierta, o compatible con lo que explicáis aquí, pero me parecía interesante compartirlo.

    Un saludo

    Me gusta

    1. Bueno, no es sólo opinión del autor.
      A esa línea de pensamiento se le suele llamar CIENCIA (ojo, no confundir con superstición/religión) y es gracias a ella que la humanidad avanza

      Me gusta

  2. Tu comentario es bastante acertado; así mismo explican que las clorofilas y los pigmentos acompañantes de las plantas reflejen y absorban luz justo en el espectro visible. Además es una explicación científicamente más satisfactoria pues es corroborable. En la explicación biológica (la de los ancestros nocturnos) por la naturaleza de sus datos, lamentablemente no puede ser corroborada; sólo es posible obtener evidencia que apunte hacia ella.

    Me gusta

  3. Eeeh… la respuesta debería ser el tamaño de nuestros receptores. Si pudiéramos tener receptores en nuestros ojos que midieran algunos (o muchos) metros podríamos ver microondas o radio.
    No podemos detectar ondas con longitudes de onda mayores o menores que el tamaño de nuestros receptores, porque o bien “pasan de largo” o los dañan.

    Y entonces, la razón por la cual tenemos receptores de tal tamaño es debido a la evolución.

    Me gusta

    1. Tienes un punto interesante ahí y te lo agradezco. De todas formas debo revisarlo porque por muy grandes que se tengan los receptores si estos no se estimulan con la energía de la onda, y por lo tanto no se produce energía química, no hay nada que interpretar, ni por un cerebro ni otro procesador más sencillo. Como bien dijiste, es como si pasaran de largo. Piensa que el receptor de una radio por ejemplo; no necesita ser grande, hay radios realmente diminutas. En cambio lo que hace es recibir esa pequeñísima señal eléctrica que después es ampliflicada y transformada, en el caso de este artilugio, por un electro-imán.
      Que la evolución sea o no capaz de generar un mecanismo de recepción así, puede ser otra discusión apasionante, pero hasta ahora no sé de ningún caso.

      De todas formas te comento que mi principal fuente para escribir este artículo fue:
      Los animales y yo (2006) Autor: Ciriaco Tista Olmos

      Por si puedes echarle un ojo. Un saludo.

      Me gusta

  4. Interesante artículo. Solo por mera casualidad, en un futuro próximo o bastante lejano, podríamos introducir nuevas opsinas pertenecientes a otras especies de animales en los conos humanos mediante la adición de las secuencias de ADN que codifican para las mismas opsinas. De esta manera seríamos capaces de ampliar el espectro visible y ver nuevas frecuencias. Se trata de un caso bastante especulativo pero llegar a descubrir nuevos colores inimaginables sería la repanocha.

    Gran trabajo de divulgación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s