¿Paneles solares fijados por aerosol?

IllanKramer

Illan Kramer, universidad de Toronto.

Basado en el artículo: New technique offers spray-on solar power.

Imaginad un espray que tras rociarlo sobre una superficie, digamos en una tablet, fijara un film transparente de células solares que sirviera para alimentar el dispositivo con energía solar.

Esa parece ser la intención de Illan Kramer, becario postdoctoral del departamento Edward S. Rogers Sr. de Ingeniería Eléctrica e Informática en la Universidad de Toronto y el centro de investigación y desarrollo de IBM en Canadá.

Continúa leyendo ¿Paneles solares fijados por aerosol?

Infografía: 20 robots humanoides que quizá no conocías

infografia_robots_v15

La robótica junto con la inteligencia artificial es, con diferencia, uno de mis temas preferidos, seguramente gracias a la ciencia ficción. Los robots han aparecido en historias desde hace  décadas, e incluso antes, cuando ni si quiera el término estaba inventado.  El mito y la leyenda, la idea de que el ser humano puede jugar a ser dios y crear seres artificiales a su imagen y semenjanza, siempre ha estado presente. Ejemplos de estos se me ocurren varios, como Pinocho, la leyenda del Golem, el mito de Galatea y Pigmalión o, desde un sentido más práctico, la armadura autómata de Da Vinci.

Pero no he venido a hablar de mitos o de ciencia ficción. La infografía que he hecho para esta semana está dedicada precisamente a robots que si existen, que se parecen a nosotros y que son capaces de algunas tareas nada desdeñables.  No son tan famosos como Bender o C3P0, pero son un eslabón que quizá algún día, consiga que lo ficticio se convierta en realidad.

En esta recopilación he tenido que dejar a muchos robots fuera, habiéndome centrado sólo en las últimas versiones de robots humanoides. Hay modelos más avanzados que no entrarían en esta categoría, a pesar de sus logros. Robots como el ATLAS o SCHAFT no tienen cabida aquí, ya sea por su forma menos convencional o porque sus funciones están relacionadas con labores de reconocimiento y rescate.

Volviendo a esta infografía, la mayoría de estas máquinas se usan para investigación y desarrollo, o bien para exhibición y entretenimiento. El objetivo está claro: crear un androide que sepa desenvolverse lo suficientemente bien como para que en el futuro asista a personas que lo necesitan. Quizá veamos los primeros modelos comerciales en los años veinte de este siglo, pero para que podamos comprar una chacha artificial que nos haga la cama y prepare de comer, me atrevo a decir que aún quedan décadas.

¿Mola Saber un poco más de robots? Yo creo que sí. Un saludo.