¡El T-800 ha vuelto! Teaser tráiler de Terminator: Genisys

AVISO SPOILER sobre el vídeo.

Ya está aquí recién sacado del horno.

El primer tráiler de Terminator Genisys tiene una pinta brutal: recuperan al modelo T-1000, vuelve Schwarzenegger, como T-800 envejecido para darse de leches con cualquier incauto que se le ponga por delante (incluso él mismo) y también aparece Khaleesi Sarah Connor dando estopa de la buena. Incluso se atreven a enseñarnos la enigmática máquina que envía atrás en el tiempo a Kyle Reese en pelota picada ¡Por supuesto!. (eso si, un poco más ciclado que el original).

¡Robots asesinos, tiros, explosiones, buenos efectos especiales, piñas y patadas!

Este cóctel palomitero no pienso perdérmelo. Que lo disfrutéis.

Anuncios

Wanderers, un increible corto sobre la colonización del sistema solar

No podía ser menos y, como otros, tenía que compartir esta maravilla. Wanderers es un corto de ciencia ficción que ha tratado el tema de la colonización espacial con mimo por la ciencia. Realizado a partir de información sobre otros rincones del sistema solar (salvando las licencias del artista Erik Wernquist) podemos ver como la humanidad se ha expandido más allá de la Tierra: por lunas como Encelado, Europa, Miranda o Japeto; en asteroides y colonias espaciales e incluso en la atmósfera superior de Saturno, donde las presiones y temperaturas permitirían el uso de dirigibles.

Todo esto con la voz en off de Carl Sagan narrando un extracto de su libro “The Pale Blue Dot” —El pálido punto azul—. Texto que os dejo aquí en español.

Yo lo he visto tres veces y fijo que caen algunas más. Un saludo.

“Con todas sus ventajas materiales, la vida sedentaria nos ha dejado un poso de inquietud, de insatisfacción. Incluso tras cuatrocientas generaciones en pueblos y ciudades, no hemos olvidado. El camino abierto sigue llamándonos quedamente, como una canción de infancia ya casi olvidada. Otorgamos a los lugares un cierto romanticismo. Esa atracción, sospecho, se ha ido desarrollando cuidadosamente, por selección natural, como un elemento esencial para nuestra supervivencia. Veranos largos, inviernos suaves, buenas cosechas, caza abundante; nada de eso es eterno. No poseemos la facultad de predecir el futuro. Los eventos catastróficos están al acecho, nos cogen desprevenidos. Quizá debamos nuestra propia existencia, la de nuestra banda o incluso la de nuestra especie a unos cuantos personajes inquietos, atraídos por un ansia que apenas eran capaces de articular o comprender hacia nuevos mundos y tierras por descubrir.

Herman Melville, en Moby Dick, habla en nombre de los aventureros de todas las épocas y latitudes: «Me mueve una atracción permanente hacia las cosas remotas. Adoro surcar mares prohibidos…»

Puede que aún sea un poco pronto. Puede que aún no sea el momento. Pero esos otros mundos –prometiendo oportunidades inconmensurables– nos llaman.

Silenciosamente, orbitan el Sol, esperando.”