El diagrama para conseguir una meta

Esta es una entrada rápida y egoísta, algo que me será de utilidad para cuando no tenga ganas de ponerme las pilas. Es fácil perder el foco de lo que hacemos, dispersarnos en el día a día, procastinar o dedicar demasiado tiempo a tareas que en realidad no nos conducen a ninguna parte. Todos tenemos metas, en mayor o menor grado, y es bueno preguntarse a veces si nos estamos dirigiendo hacia ellas. No pierdas el rumbo, no te rindas.

Un saludo.