La hibridación del Neandertal

Según las últimas dataciones, el hombre de neandertal se extinguió hace unos 40.000 años más o menos. Además, durante 5000 años, su especie compartió territorios con el Homo Sapiens Sapiens, o sea, con nuestros ancestros. Y en todo ese tiempo, ya sea por amor, o porque los humanos (ellos y nosotros), estamos más salidos que la nariz de pinocho en un concurso de mentiras, ocurrió que hubo intercambio de genes.

El resultado milenios después, es que, en el acervo genético de los humanos modernos hay un porcentaje de entre el 1 y el 5% de genes neandertales. Solo hay que ver a algunos porteros de discoteca para sospechar esta verdad.

Venga, ahora en serio.

La idea de que el hombre de neandertal desapareciera de la faz de la tierra siempre me entristece un poco. Eran personas, eran inteligentes, seguramente no de la misma forma que nosotros, pero eso da igual; fueron seres pensantes, parientes lejanos que desaparecieron porque, según plantean algunas teorías, el ser humano moderno acaparó demasiado. Me consuela pensar que, en cierta forma, se perpetuaron en nosotros.

¿Mola saber un poco más sobre Neandertales? Yo creo que sí.