#El UniversoSeExpande y la ciencia también.

Me vais a perdonar que recicle una imagen que tiene su tiempo pero que me venía que ni pintada para la ocasión, y es que os voy a contar una historia, en la que me vi envuelto este martes 10 de enero, que tiene cierta relación y que tuvo repercusiones insospechadas.

Todo empezó con una charla casual por «whatsapp» que mantuve con un amigo al que, por cierto, hacía siglos que no veía —aunque sería más adecuado decir que hacía meses que no leía. El caso es que, poniéndonos al día, acabé por mencionarle mis peripecias con este blog y también mi experiencia con Radio Skylab, que es sin duda uno de los proyectos que más me han enriquecido en 2016. Pues bien, en algún punto de la conversación, surgió el dilema que tantas veces he discutido con otras personas ¿Cuánta gente tiene interés por la ciencia? ¿Son una minoría o de verdad se están popularizando los contenidos científicos? Y sobre todo, ¿lo que hago tiene sentido?

¿Qué opinaba él? Su postura era bastante más pesimista que la mía. Mi opinión (que espero no esté muy sesgada) es que, si bien todavía hay mucho camino por recorrer, poco a poco se está despertando un afán generalizado por consumir divulgación. No voy a entrar ahora en el debate de si esta divulgación se malinterpreta, se tergiversa o se pervierte, ni tampoco quiero tocar el tema de la educación de mi país (que es España, por cierto), simplemente considero que la curiosidad innata del ser humano está ahí y, a pesar de vivir en un mundo sobre-informado, casi en sobredosis digital, a la gente le mola saber cosas interesantes. Con los nuevos tiempos llegan nuevas formas de comunicar y hay que recibir con los brazos abiertos todos los formatos que se presenten. Cuando leí las palabras de mi amigo, me sentí un poco decepcionado porque, en parte, sentí que tenía razón. Pero, no sé, quería hacerle ver que la ciencia despierta pasiones (y tener razón, que coño) y se me ocurrió postear en twitter, en ese maravilloso espacio de 140 caracteres, la petición que viene a continuación junto con una captura pertinente:

Y entonces mi universo se expandió porque a veces uno no es consciente de cómo está siendo recibido por terceras personas. La respuesta no tardó en llegar y fue abrumadoramente positiva: cientos de retuits, decenas de respuestas y un gesto generalizado por echarme un cabo. Quizá fuera por el cachondeo, quizá fuera por el potencial «zasca» o por amor a la ciencia. Me inclino a pensar que fue todo a la vez, y así sin darme cuenta, de entre las emergentes conversaciones, se propuso que tratáramos de llegar más lejos con un hashtag que nació de forma natural y, después de varias horas y un ritmo frenético donde traté, sin éxito, de estar al tanto de todas las respuestas, de todas las preguntas y de toda la actividad, #ElUniversoSeExpande se convirtió en trending topic nacional en un horario nocturno que lidiaba con programas de gran calada como MasterChef. Increíble.

Sinceramente, no me lo esperaba. A lo sumo tenía en mente algunos retuits que con suerte me servirían para argumentar que hay personas afines a la ciencia.  Pero esto superó mis expectativas con creces y, no sólo eso, porque además sirvió para hablar un poco de la expansión del universo: en breves dosis, tal y como permite Twitter, pero llegando a algunas personas a las que jamás hubiese alcanzado en caso contrario.

Y como no, la participación de tanta, tanta gente. Estos son sólo algunos ejemplos:

Me imagino que hablaré de esta experiencia en el próximo programa de radio Skylab (y de expansión del universo) Yo voy terminando con lo que, me imagino, algunos querréis saber: La reacción de mi interlocutor. Primero de todo, me llevé una bronca por publicar la imagen sin su consentimiento (a pesar de que recorté su imagen supongo que lleva razón) después, reconoció su sorpresa pero no ha cambiado de opinión. A su juicio, la captura se compartió porque a la gente le encanta dar donde duele y en todo caso se ha reafirmado en sus palabras.

Quiero recordarte amigo (espero que estés leyendo), que las razones que pudo tener la gente para participar en esto seguramente son múltiples. Te puede gustar el salseo, el fútbol y también la ciencia, todo a la vez. Si uno no cree en una causa, aunque sea un poco, no participa. Y todavía te podría dar la razón si se tratara solo del tuit, pero ese hashtag #ElUniversoSeExpande fue elevado a trending topic por personas a las que le gusta la ciencia o como mínimo sienten interés por la cosmología y eso, para mí, es suficiente.

A todos los que participaron de una forma u otra en este experimento improvisado, muchísimas gracias. Seguiré junto con Mola Saber aportando mi parte en esto de popularización de la ciencia.

Nos leemos.